¿Qué creemos?

El amor de Dios

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
(San Juan 3:16)

 

El plan de Dios

(Jesús dice) “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. (San Juan 10:10b)
Una vida completa y con propósito

 

El Pecado

El hombre es pecador y está separado de Dios; por lo tanto no puede conocer ni experimentar el amor y el plan de Dios para su vida.
“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”(Romanos 3:23)

 

La única salvación

Jesucristo es la única provisión de Dios para el pecador. Solo en Él puedes conocer y experimentar el amor y el plan de Dios para tu vida.

“Porque hay un solo Dios, y un solo Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”
(1ª Timiteo 2:5)

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”(Hechos 4:12)

Jesús Murió en Nuestro Lugar

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8)

El Resucitó

“Cristo murió por nuestros pecados… fue sepultado, y… resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;… apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos… (I Corintios 15:3-6)

Es el Único Camino

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí” (San Juan 14:6).

Dios ha cruzado el abismo que nos separa de Él al enviar a su Hijo, Jesucristo, a morir en la cruz en nuestro lugar.

Recibir a Cristo en tu corazón

Recibes a Cristo mediante la fe

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.” (San Juan 1:12)

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”
(Efesios 2:8-9)

(La promesa que Cristo dice) “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él…” (Apocalipsis 3:20).

El recibir a Cristo comprende un cambio de actitud hacia Dios, confiar en Cristo, para que Él entre a nuestras vidas y perdone nuestros pecados. La Biblia Promete Vida Eterna a Todos Los Que Reciben a Cristo

“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en Su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios” (I Juan 5:11-13)

 

Crecer en Cristo

El crecimiento espiritual es el resultado de permanecer confiando en Jesucristo. “El justo por la fe vivirá” (Gálatas 3:11). Una vida de fe te capacita para confiar en Dios cada vez más en todo detalle de tu vida.